Al 68% de los españoles les gustaría recibir un dispositivo inteligente para el hogar como regalo estas Navidades

Un estudio realizado por Schneider Electric muestra como las preferencias y tendencias en los hogares españoles están enfocados hacia los dispositivos inteligentes. De hecho, según el estudio, un 68% de los encuestados les gustaría recibir este tipo de regalos en Navidad, mientras que el 71% está considerando regalarlos a sus seres queridos.

En concreto, el 26% de los encuestados cuenta con un asistente de voz en su hogar; el 22% usa sistemas de termostatos inteligentes; un 19% usa otros aparatos conectados o inteligentes, como neveras o hornos inteligentes; y el 17% tiene iluminación inteligente.

Hogares inteligentes y sostenibles, en alza

El papel del individuo a la hora de conseguir viviendas más sostenibles es importante: el 79% de españoles considera que es su deber reducir el consumo de energía en su hogar, mientras que el 86% de encuestados considera que es importante para ellos reducir su huella de carbono. En en este sentido, un 33% de españoles considera el uso de tecnología inteligente en el hogar como el recurso más importante y eficiente para lograr el objetivo.

Los hogares son responsables del 34% de las emisiones de CO2 y, por eso, deben ser capaces de cumplir con las nuevas regulaciones dirigidas a reducir las emisiones de carbono, como por ejemplo el Código Técnico de la Edificación (CTE), la Certificación Eficiencia Energética de Edificios (CEE) o la normativa sobre “Autoconsumo”, entre otras. Sin olvidar otras iniciativas que, sin ser obligatorias, se utilizan como auténticas herramientas de marketing, como el estándar Passivhaus o la certificación LEED.

“Como ciudadanos, en este período hemos experimentado en primera persona la importancia de contar con el máximo confort en nuestros hogares, adaptando todos los espacios a las necesidades de todas las personas que conviven en ellos. En consecuencia, también hemos visto aumentar nuestras facturas y nuestro consumo energético”, asegura Patricia Pimenta, VP de Home & Distribution Iberia de Schneider Electric. “Afortunadamente, también hay una mayor concienciación sobre la necesidad de ser más sostenibles y poner freno al cambio climático. Los hogares inteligentes sostenibles deberían ser una realidad en los próximos 10 años: las viviendas se convertirán en el mayor consumidor de electricidad del mundo, y por lo tanto su gestión inteligente será fundamental para optimizar su energía, sin comprometer el confort.”

Esta es la visión del Hogar del Futuro de Schneider Electric, que presentó en la pasada edición de la feria internacional IFA 2020, junto a sus principales novedades de producto Smart Home. El Hogar Sostenible del Futuro aprenderá y anticipará cuándo, dónde y cuánta energía se requiere para satisfacer las necesidades de las viviendas de forma eficiente. Estos productos Smart Home ofrecen a los consumidores más información sobre su uso de la energía y el correspondiente impacto en las emisiones de CO2. Para lograr este objetivo es fundamental aumentar los datos disponibles para informar la toma de decisiones y conectar el mundo eléctrico y digital.

Ir arriba